Iglesia Unida

¿Qué significa la iglesia hoy en día? ¿Será solo una institución o un establecimiento? No creo que Jesús haya venido acá a la tierra para fundar una institución, realmente creo que la iglesia se refiere a un grupo de personas unidas en la búsqueda de Dios.  Eso es lo que vemos en Hechos 1:8 “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos”. ¿Pero es esa la realidad en este momento? Posiblemente sea la realidad para algunos, pero no para mí. Para mí que soy homosexual, soy literalmente desterrado de la iglesia; y acá en El Salvador es difícil sino imposible encontrar una iglesia donde pueda integrarme sin tratar de cambiarme. ¿La solución parece obvia verdad? Poder abrir una iglesia para homosexuales, donde juntos podamos buscar a Dios. ¿Pero es esa realmente la solución? ¿Abrir una iglesia solo para homosexuales? ¿En qué seriamos diferentes a las iglesias convencionales, que aunque no lo griten, solo son de heterosexuales? Es decir, no me siento diferente a un heterosexual, no me comporto diferente; tengo pasiones y deseos al igual que todos, pero también tengo sentimientos, anhelos, emociones y esa necesidad de amar y ser amado; y como hijo de Dios, también tengo la profunda necesidad de adorar y buscar su rostro.

No estoy de acuerdo de formar grupos exclusivamente solo de homosexuales. No somos un “grupo” diferente, no somos otra especie, somos personas e hijos de Dios; caeríamos en el mismo error de la homofobia, alejar a los heterosexuales solo porque somos diferentes. Y no me malinterpretes, sigue conmigo para poder llegar a una conclusión. Tú me podrás decir: ¿Pero que de esos grupos que han nacido para brindar ayuda? ¿Que de los grupos que han nacido para luchar por los derechos de la comunidad lgbt? Creo firmemente que han sido necesarios e indispensables para la ayuda de la comunidad lgbt. Pero ¿siguen siendo necesarios? Analicemos lo siguiente: podría comparar la homofobia con el racismo, no es lo mismo por diferentes consideraciones pero para expresarme, si nos servirá.

Con todo el respeto posible hablo: La gente de color, al principio fueron considerados como esclavos, como animales y no eran considerados como seres humanos; se utilizó la biblia en su contra, dictaminando que Pablo había escrito sobre la posesión de esclavos; y se decía que no tenían alma y no podían ser parte del Reino de Dios. Se levantaron grupos para luchar por sus derechos, como Marthin Luther King, Pastor bautista que lucho en contra del apartheid; surgieron iglesias para gentes de color, grupos de ayuda, manifestaciones, marchas, desfiles. Todo eso en contra del racismo y para hacerse escuchar y se hicieron valer. Y fueron escuchados y fueron tomados en cuenta, fue necesario luchar para poder ser parte de la sociedad; y se pudieron integrar, no como un “grupo” diferente, sino como personas con características diferentes, pero en fin personas, parte de la sociedad. Todavía hay racismo, como también iglesias y grupos solo para gente de color, pero no es necesario seguir luchando y alzando la voz, porque la batalla ya fue ganada. Dejamos el racismo como corriente colectiva hace mucho tiempo.

Ahora contestando la pregunta. ¿Es necesario todavía los grupos de ayuda gay y grupos estrictamente de homosexuales? Lastimosamente sí, hay violencia, bullying, maltrato y discriminación, todavía no se nos permite estar con las personas que amamos y en algunos países la homosexualidad todavía es penada con la muerte. Precioso y perfecto será el día que ya no sea así, no se necesitaran grupos que luchen por los derechos de la comunidad lgtb; porque habrán grupos que luchen por los derechos de las personas en general. No habrá iglesias solo de homosexuales, mejor aún, habrá iglesias de Cristo. No se necesitara salir a las calles a marchar y hacernos escuchar, sino para celebrar la vida y la libertad.

Soy homosexual y también hijo de Dios y quiero buscarle como dice en Juan 4:23 “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.” junto con todos mía amigos y familia, no en una iglesia para homosexuales; sino en una iglesia donde se predique el amor de Cristo, donde heterosexuales y homosexuales adoremos como un solo cuerpo. La palabra tiene razón al decir en Salmos 133:1 “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!”  Quiero una iglesia unida.

2 respuestas a “Iglesia Unida

  1. waao… en vdd comparto mucho este pensar… no crear más división sino unir el cuerpo de Cristo que es la Iglesia… no separarnos sino permanecer juntos… crecer como iglesia no sólo respecto a cómo nos ve el mundo, sino como estamos amando a todos los miembros de la Iglesia… verdaderos adoradores en Espíritu y en Verdad que desechan prejuicios y se sujetan de Dios para entender lo que no logramos entender aún… para dejarnos guiar por Él en nuestros temores y luchaas… =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s